¡Qué tiempos aquellos! Hace 5 años, cuando la tendencia en Internet era que todas las marcas habían abierto tienda en Facebook o estaban a punto de hacerlo. Las que tardaran en hacerlo lo iban a lamentar después.

Sin embargo, no pasó mucho tiempo hasta que empezaron a salir artículos que ponían en duda el éxito de las tiendas online en las redes sociales; algunas de las marcas que habían abierto tiendas en Facebook las cerraron. De las 100 tiendas más importantes que se abrieron en ese empujón inicial hoy solo quedan 40 abiertas.

¿Éxito o fracaso? Pues ni blanco ni negro, que la vida está llena de grises. Obviamente las tiendas online en Facebook no han funcionado como le hubiera gustado a Zuckerberg, pero hay dos puntos importantes a considerar: el primero, que no haya triunfado hasta ahora no quiere decir que no pueda hacerlo más adelante. Y el segundo, que el hecho de que una tienda online dentro de las redes sociales no funcione no quiere decir que no se hayan dado grandes pasos en hacer más fluida la relación entre comunidad y compra, mediante nuevos formatos de anuncios y segmentaciones que permiten que los contenidos y la publicidad sean, con cada mejora que se hace, más relevantes para los usuarios de las redes sociales.

Al ser los contenidos y servicios más personalizados son percibidos como más cualitativos y tienen por tanto mayor posibilidad de acabar en transacción, aunque esta se lleve a cabo en la página web del anunciante o en tienda física.

Social selling en 2017

La mayor parte de la población estamos conectados en redes sociales; esta frase se puede decir sobre todo por la penetración de Facebook, pero también son relevantes Twitter, Pinterest e Instagram, e incluso Snapchat. Todo depende del público al que te dirijas y del producto o servicio que comercialices. Pero dejar de lado las redes sociales porque creas que no ayudan en la venta es un error, y grave.

En redes sociales te comunicas con tus clientes y, por tanto, solo por eso estás dando pasos para acercarles a la compra. Pero las redes sociales, primeras interesadas en facilitar la monetización de tu inversión en dinero, tiempo y personas para comunicarte con tus clientes en sus plataformas, están continuamente sacando nuevos productos para facilitarte esa transición entre comunidad y venta.

Facebook, por ejemplo, no ceja en su empeño y están lanzando progresivamente en todo el mundo la funcionalidad de Tienda de Facebook, una pestaña nativa que puedes añadir en la página de tu empresa y con la que puedes mostrar y vender productos directamente. Es una página pensada para productos, no servicios. En ella puedes subir la información sobre ellos, así como un enlace para finalizar la compra, ya en el sitio web.

Tienda Facebook

Instagram también está poniendo a disposición de los anunciantes nuevos formatos para ayudarles a crear experiencias de valor más cercanas a la compra. A continuación un ejemplo de cómo le fuciona a la marca de ropa de hombre JackThreads:

Y Pinterest tampoco se quiere quedar atrás. Al botón de comprar le ha añadido este año la posibilidad  de comprar un look mediante la posibilidad de etiquetar los distintos productos que aparecen en fotografías de ropa o decoración.

Las redes sociales quieren ser para los anunciantes plataformas de personalización de contenidos y comunicaciones para facilitar que las organizaciones tengan una relación más completa con sus clientes, tanto en comunidad como en posibilidades de venta. Contacta con nosotros si quieres que te ayudemos a tener una mejor relación con tus clientes en redes sociales y acercarlos a la venta de forma natural.