Aviso a navegantes: en este post no se os predecirán las tendencias en social media para el año 2025, ni se os dirá qué tenéis que hacer para transformaros en el community manager perfecto. Si eso es lo que buscáis, estáis en el sitio equivocado, aunque os podremos aconsejar algunas páginas de gurús en las que encontrar los 10 trucos para triunfar en este oficio en tres días.

Trucos hay alguno, magia ninguna, trabajo bien hecho y constante, un montón. Vamos a ver el día tipo del Social Media Acrobat en Smartbrand y en muchos otros sitios donde estamos seguros que se hace el trabajo bien.

Social Media Acrobat - Mauro Barbazza - Smartbrand

08.15h — Drrrriiiinnnn! Suena el despertador. Todavía desde la cama, le echamos un vistazo al correo por si hay alguna urgencia y hay que salir disparado, o por el contrario, nos podemos permitir el lujo de una ducha y un desayuno en condiciones.

09h – 09.30h — La llegada a la oficina prevé el barrido de todos los perfiles en redes sociales de nuestras cuentas. A ver si todo está en orden. Miramos las consultas que hay y poco a poco las vamos contestando. De algunas nos sabemos ya la respuesta, para otras nos iremos a nuestro documento de FAQs, y para otras habrá que hablar con el cliente.

10.30h — Café, que además de Acrobats, somos humanos. Y un vistazo a nuestros Twitter y Facebook personales para ver cómo está el mundo. La ventana del Tweet Deck no para de disparar inputs, pero no hay que hacerle demasiado caso o aquí no trabaja ni el tato.

11.30h — Empieza a ser buena hora para ir actualizando los perfiles. Cogemos nuestra planificación indicativa quincenal y miramos si podemos utilizar el contenido que teníamos previsto o si la actualidad nos obliga a modificar nuestro plan.

13.30h Vamos pensando en qué podríamos comer: en Smartbrand, entre otras cosas, gestionamos las páginas de Delicias al Horno y de La cocina de mi abuela. Nuestra rutina alimentaria ya no es la misma desde entonces.

14h – 15h — A comer algo, que además de Acrobats, somos humanos. Antes de salir, sin embargo, habrá que preguntarle a nuestro vegetariano compañero Vicente qué se ha inventado y traído para no morirse de hambre hoy.

15.30h — A la vuelta, barremos otra vez nuestros muros y pestañas. Con tantos miles de fans, las interacciones son muchas y hay que estar pendientes de lo que dicen nuestros seguidores en tiempo real.

16.30h — Momento de reuniones y brainstorming para ver si todo está al día. Vamos pensando en qué iniciativas ligadas al contexto (fiestas, estaciones, eventos, etc…) podemos aplicar a nuestra gestión más allá de una cierta periodicidad de algunas acciones. Hay que quedarse con lo bueno sin dormirse en los laureles, seguir innovando. Y esa estrategia para el potencial cliente… la pizarra echa humo, nuestras cabezas también, pero la sacaremos adelante…

19h — Dejamos todo en orden, miramos la oportunidad de aportar una última actualización a nuestras páginas o una última actualización antes de irnos, apagamos Spotify – no después de haber actualizado un poco las listas de reproducciones –  charlamos un rato más de música en la oficina y nos vamos.

Este último punto es más un sueño que una realidad, ya que nunca podemos decir que el trabajo del Social Media Acrobat acaba a las 18h ni a las 21h, es más bien un trabajo non-stop en el que el imprevisto y la vuelta delante del ordenador es una realidad de 24h. Take it or leave it. A nosotros nos va bien así.