El emprendedor surfista

Tras comentar en la primera parte del post como los skills y características que la iniciación al surf son muy similares a las que se precisan para arrancar con éxito un nuevo proyecto emprendedor, en esta segunda parte seguiremos describiendo algunas habilidades y aptitudes que son necesarias para continuar avanzando y obtener éxito.

–        Sin equilibrio, caerás al mar. El equilibrio es fundamental desde el inicio, pero también en todo el ciclo de vida de un proyecto, una profesión, e incluso en la vida. Encontrar el balance es la base de toda la práctica del surf. Situarte en la tabla, mantenerte de pie, realizar giros. El emprendedor también debe buscar el equilibro en su aspecto profesional y personal. Todos conocemos gente que viven únicamente por y para su empresa, al igual que personas cuya vida gira sólo en torno al surf o cualquier otra actividad, pero en el extremo estas situaciones suelen ser contraproducentes. En el trabajo el emprendedor debe tener determinación para tomar decisiones, liderazgo dando ejemplo de dedicación y entusiasmo, capacidad de persuadir y transmitir pasión sobre el proyecto, y una buena dosis de mano izquierda para tratar a tus colaboradores y a tu equipo. Una mala combinación puede llegar a quemar el proyecto o, peor aún, a las personas. Muchas veces es necesario incorporar las habilidades de otros miembros del equipo para lograr fundamentar un equilibrio estable y sólido.

–        Persistencia: Todo es progresivo, sigue un proceso. Ir hacia la ola, remar y llegar tras sortear olas y olas, esperar, elegir la ola, buscar el equilibrio, remar, notar que la ola te alcanza, levantarse, girar, buscar la pared y la cresta, disfrutar, hasta caer, cubrirte la cabeza por si acaso, recoger la tabla y volver a empezar. Todo es una secuencia necesaria. ¿Cuántas veces el emprendedor ha de readaptar su plan de negocio y su pitch?, ¿ cuántas presentaciones de su idea debe hacer?, ¿a cuántos inversores o clientes debe visitar?, ¿Cuántas iteraciones de producto y servicio debe realizar?, ¿puede dejar de mirar al mercado por un momento?, ¿cuánta investigación debe realizar para identificar potenciales clientes?, ¿puede dejar de llevar la contabilidad durante un mes?. La persistencia es lo que te permitirá avanzar.

–        Paciencia, paciencia, mucha paciencia. Además de la persistencia y el aprendizaje que conlleva el caer y levantarse, la progresión raramente es inmediata. Debes esperar a que llegue la ola correcta y estar muy bien preparado para poder aprovechar cuando te alcanza. Si no estás preparado, inevitablemente la ola te arrollará. El emprendedor sabe que hay que luchar cada día, esperar al momento bueno y estar preparado para cuando llegue la oportunidad. Un día llega el tipping point, todo se ilumina, logras tracción, alcanzas escalabilidad… acabas de surfear una ola alta, grande y fuerte! Sabes que seguirás buscando nuevas olas, volverás a caerte, deberás persistir, tener paciencia y volver a estar 100% preparado para tomar otra buena ola.

–        Cuerpo a prueba de golpes. Especialmente al iniciarte te duelen músculos que desconocías, los brazos apenas puedes levantarlos, las rodillas las tienes doloridas, las costillas parecen que se te hayan abierto. El estiramiento a veces no ha sido suficiente o tu sobreesfuerzo desmedido. Al empezar a emprender sueles recibir varios golpes (dejas de tener un sueldo fijo), descubres problemas que te eran ajenos (contabilidad y finanzas), debes lidiar con nuevos conflictos (recursos humanos), incluso llegando a sufrir lo que se denomina “blackday” (abandonar o no el proyecto). Si logras ejercitarte y fortalecerte, estos dolores irán remitiendo. Pero recuerda que nuevos dolores volverán a surgir cuando tus horizontes sean más lejanos (olas más altas con fondo de coral para el surfista, relación con los inversores en el caso del emprendedor).

–        Analizar para aprender. Por último, el progreso no es sólo fruto de la constancia, sino también de análisis. Debes darte cuenta de que es lo que haces mal, o que algún experto te pueda aconsejar correcciones. Es fundamental el análisis para poder evolucionar. A veces incluso debes de desaprender, dar un paso atrás para luego progresar. Al igual que el surfista, un emprendedor constantemente debe aprender de sus errores para así poder mejorar y lograr sus objetivos.

Ciertamente hay otras habilidades que son necesarias en el desarrollo de un proyecto empresarial, como el trabajo en equipo y la capacidad de liderazgo que no son tan patentes cuando surfeas. Como en mucho aspectos de la vida, el surf y la emprendeduría son estado de la mente. Tanto si eres emprendedor o practicante de surf, espero que tras leer este post hayamos coincidido en señalar algunas de las habilidades clave que se necesitan para triunfar en ambos casos.

 

Si te interesa descubrir más sobre las claves para ser un buen emprendedor, no olvides consultar nuestra nueva guía “Consejos para emprender”.