Aunque hace años que las empresas pueden hacer publicidad en Twitter, lo cierto es que las modalidades apenas han variado con el paso de tiempo. A diferencia de otras plataformas, más activas en este tema, parece que a Twitter le vale con las modalidades con las que empezó. Aunque puede que eso cambie pronto.

Si, como suele pasar, lo que se ofrece en Estados Unidos acaba llegando al resto del mundo, pronto veremos dos novedades: anuncios en Twitter relacionados con la publicidad en TV y el retargeting.

Pero empecemos por el principio. Si tu empresa todavía no se anuncia en Twitter, te explicamos las modalidades ya activas en España, y que si se implementan de forma correcta pueden ser muy eficaces:

  • Promocionar tu cuenta: el objetivo en este caso es conseguir más seguidores. Si acabas de abrir tu cuenta y necesitas una buena base de seguidores antes de comenzar a sacarle partido y tienes prisa, esta es una modalidad adecuada para que tu negocio empiece a hacer publicidad en Twitter.

  • Promocionar tweets: Se trata de tweets normales que envías, pero al pagar por promocionarlos los verán no solo tus actuales seguidores, sino los potenciales: aparecerás en sus timelines, y en resultados de búsquedas. Existen posibilidades de segmentar por keywords, sexo, temas, localización geográfica, dispositivo…

  • Promocionar tendencias: Las tendencias son los temas candentes en Twitter en ese momento, varían en función de la ubicación del usuario. Esta modalidad de publicidad en Twitter permite crear una tendencia y subirla a la primera posición como la más relevante en ese momento. Es un buen sistema para iniciar conversaciones con usuarios y aumentar su engagement con tu marca.

Publicidad en Twitter

Imagen de un tweet promocionado

 

Por supuesto Twitter ofrece soluciones analíticas para hacer seguimiento y modificación de las campañas. Y el precio de la publicidad es variable, puesto que se paga únicamente en función de las acciones llevadas a cabo por los usuarios (seguir a tu cuenta, retweets, responder, hacer clic en tu enlace…), no por visualizaciones.

¿Y cuáles son las novedades que mencionábamos al principio? TV ad targeting y el retargeting.

  • TV ad targeting: es una nueva opción, que Twitter probó en beta con anunciantes premium y ahora ha abierto a todas las empresas en EE UU. Se trata de un sistema que permite extender el alcance de anuncios muy potentes, los de la TV. ¿Cómo funciona? Cuando se emiten anuncios de TV en programas o series de TV, muchos usuarios envían tweets sobre ellos, usando hashtags, por ejemplo. Twitter reúne esa información y permite a los anunciantes llegar a esos usuarios con anuncios atractivos con capacidades rich media, en el timeline de esos usuarios.

  • Retargeting en Twitter: esta nueva funcionalidad, anunciada en julio y aún no puesta en marcha, se probará primero en EE UU. Para facilitar más la segmentación a los anunciantes, Twitter les solicitará que les envíen información de las visitas a su sitio web mediante cookies. Twitter puede cotejar esa información con sus cuentas y mostrar tweets promocionados únicamente a aquellos usuarios que hayan estado en el sitio del anunciante.

Así que parece que las cosas se mueven en Twitter y quieren potenciar más sus ingresos publicitarios facilitando nuevas herramientas a los anunciantes. Si te interesa hacer publicidad en Twitter y no sabes por dónde empezar, contacta con nosotros: te escuchamos, analizamos tu negocio y te proponemos la mejor solución.

Si estás dudando sobre si debes anunciarte en Twitter o no, aprovechamos para apuntar una última cosa: Twitter acaba de publicar un estudio realizado sobre marcas de productos de gran consumo (sí, el estudio lo paga Twitter, pero aun teniendo esto en cuenta vale la pena pensar en los resultados) que indica que la publicidad en Twitter provoca un aumento en las compras offline. Concretamente, apuntan que el grupo de usuarios de esta plataforma que interactuó con tweets promocionados (responder, clic, retweet…) compraron en tienda física un 12% más que los usuarios que no vieron el anuncio. Y los usuarios que vieron el tweet promocionado y no interactuaron con él compraron un 2% más, también en tienda física, que quienes no vieron el anuncio.