Google Shopping es un servicio de Google que proporciona a productos en venta una buena cuota de pantalla en las páginas de resultados de búsqueda. Ofrece por tanto muchas posibilidades a los e-commerce.

Hablamos de publicidad en buscadores: es un servicio de pago. Sin embargo, en su inicio no fue así. Google Shopping nació de la evolución que hizo Google de un servicio gratuito. Concretamente Google anunció en mayo de 2012 que comenzaba la transición de Google Product Search (gratuito), que mostraba resultados de producto pero de forma orgánica, hacia Google Shopping, un modelo de pago. El cambio, que se llevó a cabo progresivamente en diversos países, llegó a España en febrero de 2013.

Google Shopping de pago

Esta decisión de Google generó en su momento controversia, porque cada vez los anuncios ocupan más espacio above the fold en las páginas de resultados de búsqueda y porque muchas organizaciones habían invertido tiempo y dinero en crear y gestionar el feed necesario para salir bien posicionados en Google Product Search de forma orgánica, y vieron desaparecer este modelo. La versión de Google es que la transición al modelo de pago supone una mejora en la calidad de los resultados de búsqueda, ya que muchos e-commerce no se preocupaban demasiado por la calidad de los datos, mientras que con un modelo de pago la caldiad, según ellos, estaría asegurada.

En definitiva, con una cuota de mercado que en muchos países supera el 70% fácilmente (y en España se acerca al 95%) las protestas no tuvieron mucha incidencia, más allá de dejar constancia del disgusto.

Cómo aparecer en Google Shopping

Como los anuncios de Adwords, los anuncios de ficha de producto de Google Shopping aparecen en los resultados de búsqueda del buscador, en el bloque central o en la barra de la derecha junto con otros anuncios. Los anuncios de ficha de producto llevan la etiqueta “Enlaces Patrocinados”. Y, también como en Adwords, se paga por clic, no por visualización.

La diferencia con los anuncios de Adwords más convencionales es que en el caso de Google Shopping se trata de anuncios de ficha de producto, que aparecen cuando el buscador detecta que se está buscando un producto concreto. Se muestran de la siguiente manera:

Google Shopping ejemplo

Según datos de Google, el hecho de que estos anuncios de ficha de producto tengan imagen hace que consigan un CTR especialmente alto.

Otra diferencia importante entre Adwords y Shopping es que el anunciante no detalla las palabras clave por las que quiere que sus anuncios aparezcan, sino que especifica segmentaciones de producto. Es la forma que Google proporciona para que como anunciantes le definamos las tipologías de productos que son prioritarias para nuestro negocio en Google Shopping. Los anuncios de ficha de producto utilizan la segmentación de producto realizada por el anunciante (y no las palabras clave) para determinar qué productos hay que destacar en la campaña.

Cuenta de Adwords y cuenta de Google Merchant Center

Para que los productos de tu tienda online empiecen a salir en Google Shopping e incrementes las ventas, es necesario que tengas una cuenta de Google Adwords y otra de Google Merchant Center. Y cuando tengas las dos, deberás enlazarlas. Con la cuenta de Merchant Center se gestiona la información de los productos (el feed) y con la cuenta de Adwords los anuncios y campañas para aparecer en Google Shopping.

La subida y administración del feed tiene su importancia: hay unos atributos obligatorios para cada producto, pero además también hay otros optativos. Estos son importantes, ya que cuanta más información proporciones, mejor resultado tendrán tus anuncios y campañas.

En Smartbrand tenemos mucha experiencia en la creación y gestión de feeds específicos a diversos sectores de actividad, subirlos a Google Merchant Center y gestión de las campañas y los anuncios de ficha de producto. Ponte en contacto con nosotros si necesitas ayuda para vender más con Google Shopping.