Guerra contra la publicidad intrusiva en el móvil: Google ha anunciado que a partir del próximo 10 de enero los sitios web que dificulten la navegación limpia de sus usuarios con intersticiales intrusivos verán rebajado su ranking.

Este tipo de publicidad para móviles es bastante molesta y afecta sobre todo a los usuarios de móviles con pantallas pequeñas, que no tienen forma de acceder al contenido sin hacer clic en la publicidad. El contenido está en la página, el buscador puede indexarlo, pero está oculto por un anuncio que se superpone, y esto puede ser una experiencia frustrante para los usuarios.

¿Quiere esto decir que Google está en contra del formato intersticial? No, únicamente serán penalizados aquellos sitios con instersticiales que dificulten u obstaculicen la navegación. Veámoslo con ejemplos del propio Google.

Los 3 siguientes ejemplos son intersticiales que dificultan expresamente la navegación y los sitios web que los usen a partir del 10 de enero tendrán rebaja de ranking:

  1. Mostrar una ventana emergente que tapa el contenido principal.
  2. Mostrar un intersticial independiente que el usuario tenga que rechazar de forma obligatoria para acceder al contenido principal.
  3. Usar un diseño en el que la mitad superior de la página sea similar a un intersticial independiente, con el contenido original insertado en la mitad inferior.

intersticiales intrusivos

El formato intersticial es uno de los más usados en publicidad móvil, por lo que es importante entender bien los ejemplos anteriores, y también los que vamos a presentar a continuación, que son los que Google considera adecuados, no intrusivos y que no afectarán al posicionamiento de los sitios web que los utilicen. Afortunadamente, en esta categoría entran dos formatos absolutamente extendidos entre multitud de sitios web: el intersticial para el aviso del uso de cookies y el intersticial para fomentar la descarga de la aplicación móvil en lugar del uso del sitio web para móviles.

Los 3 ejemplos de intersticiales permitidos son estos:

  1. Intersticiales que se muestran como respuesta a un requisito legal (por ejemplo, para informar del uso de cookies o llevar a cabo una verificación de edad)
  2. Cuadros de diálogo para iniciar sesión en sitios web en los que el contenido no se indexa públicamente (por ejemplo, contenido no indexable tras un pago)
  3. Los banners que ocupan un espacio razonable en la pantalla y se pueden ocultar fácilmente (por ejemplo, los banners estándar de descarga de aplicaciones.

intersticiales permitidos

Como puedes comprobar por los ejemplos, si en tu sitio web utilizas banners intersticiales para fomentar la descarga de la app o para avisar del uso de cookies no tienes por qué preocuparte. Sin embargo, para casos en los que queramos forzar alguna descarga o acción por parte del usuario, hay que tratar de hacerlo con alguno de estos formatos menos intrusivos, sobre todo no tapando todo el contenido y dejando que el usuario pueda cerrarlo de forma clara.

De hecho, Google ya tenía desde hace tiempo una señal que influía en el posicionamiento de sitios web para móvil que solicitaran la descarga de la app de forma demasiado agresiva con instersticiales intrusivos. El cambio del próximo 10 de enero amplía la lucha contra los intersticiales intrusivos de todo tipo, no solo los orientados a descargas de app. Si necesitas la ayuda de expertos en publicidad móvil contáctanos y te ayudamos a crear una estrategia que maximice beneficios sin frustrar a los usuarios ni perjudicar los rankings de tu sitio web.