Hace dos años Google publicó de forma oficial que no solo animaba a los sitios web a pasar de http a https sino que además pasaba a considerar la seguridad de los sitios web un factor de posicionamiento. Es decir, que a igualdad de optimización SEO de un sitio A y un sitio B, en el caso de que uno de los dos fuera https y el otro http posicionaría primero el alojado bajo servidor seguro.

Esta inclusión de la seguridad como factor de posicionamiento en el algoritmo de Google puede parecer a simple vista algo muy bueno, obvio, y que todos los sitios web deberían seguir como recomendación rápidamente. Sin embargo, llevar a cabo este cambio tiene implicaciones importantes, que debes conocer antes de tomar la decisión.

http vs https: ¿conviene cambiar?

Como define la Wikipedia, https es un protocolo de aplicación basado en el protocolo http, destinado a la transferencia segura de datos de hipertexto, es decir, es la versión segura de http. Como la navegación en el protocolo https es segura, es muy utilizado desde hace años por entidades bancarias, tiendas online, y todos los servicios en los que es necesario el envío de datos personales o contraseñas. Seguro que estás muy habituado a que cuando vas a identificarte en una tienda online o a realizar el pago, entras en direcciones https en lugar de http.

Lo que está fomentando Google es que todos los sitios web (y no solo la parte transaccional de los sitios o las páginas en las que hay datos privados de por medio) pongan todas sus páginas en https. ¿Cuáles son las implicaciones de esto? Pues básicamente hay dos: pérdida segura de tráfico SEO durante un tiempo, y pérdida de fiabilidad en los datos estadísticos de sitios web que nos enlazan.

Afectación SEO

En primer lugar, no es tan raro como parece cometer errores al pasar un sitio web de versión http a https. Hay que tener en cuenta que para Google las URLS http://tusitioweb.com  y https://tusitioweb.com no son el mismo sitio, son dos sitios distintos, de la misma forma a como la versión sin www es distinta para Google de la versión con www.

http https

Esto quiere decir que tienes que comunicarle a Google, vía la Search Console, que quieres hacer un traslado de tu sitio con cambios de URL. Esto implica programar redirecciones 301 con tu equipo de IT, cambiar en todos los perfiles sociales de tu negocio los enlaces hacia tu sitio web, contactar con el mayor número posible de socios y partners para que actualicen los enlaces hacia tu sitio en sus webs… No es algo rápido, y es fácil cometer errores que cuesten tráfico SEO.

Pero incluso imaginando que todos los pasos necesarios van como la seda, aún hay más problemas para el tráfico orgánico: de momento la ganancia de tráfico por pasar de http a https es muy escasa, de hecho el propio Google califica esta señal como débil y reconoce que afecta momentáneamente al 1% de las búsquedas; en cambio, hay varios estudios, alguno muy reciente, que prueba que las redirecciones 301, las que aseguran que un cambio de URLs de un mismo sitio se realiza con el mínimo impacto SEO, suponen una pérdida media de tráfico orgánico del 15%, incluso habiendo sido hechas de forma perfecta.  Esa pérdida tarda bastante en recuperarse. Así que de entrada cambiar tu sitio web de http a https te supone una pérdida mínima si todo va bien del 15% de tráfico SEO.

Afectación de los datos de Google Analytics relacionados con los sitios que nos enlazan

¿Has mirado últimamente el tráfico que llega a tu sitio web vía referidores (enlaces externos que no sean redes sociales, ni medios de pago ni tráfico orgánico de buscadores)? ¿Y has notado un aumento del tráfico directo? Casi seguro has notado un descenso importante del tráfico de dominios que te enlazan si miras las cifras año contra año. El motivo es que la cruzada de Google para que todos los sitios web funcionen con https empieza a surtir efecto: cerca del 20% de los sitio web que aparecen en las primeras páginas de resultados de buscadores son ya https. Y resulta que en el pase de una sesión de usuario de un sitio https a un sitio http no se guarda la información del referidor. Y cuando Google Analytics no identifica un referidor, cuenta el tráfico como directo. Por lo que las cifras que están mirando no son muy válidas.

Sí, existe una forma de hacer que la información del referidor pase de un sitio https a un sitio http, es la etiqueta meta referrer; es por eso que sí podemos identificar tráfico de Facebook, Twitter y otras redes sociales relevantes pese a que funcionan con https. Pero el problema está en que esa etiqueta deben ponerlas todos los sitios para poder ser identificados como referidores, y estas redes sociales potentes implantan esta etiqueta en sus sitios por propio interés, quieren que todo el mundo sepa el enorme volumen de tráfico que son capaces de generar, ya que viven fundamentalmente de la publicidad que les contratamos debido a eso. Pero una gran mayoría de sitios web más convencionales no tienen esa etiqueta puesta ni probablemente la vayan a incluir nunca, así que de momento es información valiosa sobre el tráfico que nos envían dominios amigos que perdemos.

Este post no intenta descalificar la tendencia a incluir los sitios web bajo https; al contrario, todos (particulares y negocios) nos beneficiaremos de un entorno más seguro; pero antes de cambiar “porque lo dice Google”, ten en cuenta las implicaciones. Si quieres cambiar tu sitio a https y necesitas ayuda para hacerlo con el menor coste para tu tráfico, contacta con nosotros.