En los últimos años destaca una tendencia al minimalismo en el diseño web. Y parte relevante de esta apuesta por el minimalismo consiste en un uso importante del espacio en blanco. Es lógico: más espacio en blanco, menos información cabe en pantalla. Pero ese uso extendido del espacio en blanco como recurso en el diseño web, ¿es bueno o malo para la experiencia de usuario y para la imagen de un sitio web?

La respuesta a esta pregunta debe partir de una constatación: el espacio en blanco, también conocido como espacio negativo (ya que en realidad no tiene por qué ser blanco), es un elemento indispensable del diseño web. No es correcto hablar del espacio en blanco como espacio perdido. Como en la música: sin silencio es imposible disfrutar las notas en plenitud.

Ahora bien, un uso excesivo de este recurso puede conseguir un efecto distinto al inicialmente previsto. El espacio negativo ayuda, entre otras cosas, a enfatizar contenidos y a mejorar la legibilidad, pero abusar de él no consigue que un mal contenido pase a ser bueno o que un diseño poco usable se arregle sin otras modificaciones, más allá de que sí contribuye a quitar ruido.

A continuación listamos los 5 principales efectos positivos del espacio en blanco en el diseño web:

Mejora de la usabilidad. Ayuda a ordenar elementos, a que el usuario pueda focalizar su atención en ellos.
Priorizar contenidos. El espacio negativo permite dar importancia a aquellos elementos que realmente son relevantes. No todo tiene que estar above the fold.

CNN.com 2000

CNN.com, en el año 2000

CNN 2015

CNN.com, en 2015

 

- Da elegancia, estilo. Y no comentamos más, que la imagen de abajo se explica sola.

elegancia espacio negativo

Fuente: alistapart.com/article/whitespace

 

Facilita una buena experiencia de usuario en un diseño web adaptativo. Porque el espacio en blanco y la organización en bloques ayuda a que una buena forma de organización en experiencia desktop se traslade a tablet y smartphone.

food sense

- Es funcional y te permite poner el foco en toda tu propuesta de valor. Como hace Google, desde sus inicios.

google

En resumen, el espacio en blanco es muy relevante para conseguir buenas mejoras estéticas y de usabilidad en un sitio web. No arreglará desaguisados ni conseguirá que un mal diseño se convierta en uno bueno, pero difícilmente hará de un buen diseño uno malo. Sí es cierto que abusar del espacio negativo puede no ser tan beneficioso en el caso de marcas o productos que lo apliquen de forma indiscriminada sin que su propuesta de valor lo justifique.

Y también es verdad que la tendencia en los últimos años al minimalismo en el diseño web (a lo que ha contribuido la necesidad de conseguir una excelente experiencia de usuario en los dispositivos móviles) puede llevar a abusar del espacio en blanco en el diseño. Pero, como decimos, es difícil que este minimalismo se convierta en un problema.

¿Buscas un diseño web de calidad, pensado para destacar lo mejor de tu negocio y conseguir la mejor experiencia de usuario en cualquier situación? Contacta con nosotros, podemos ayudarte. Compruébalo.